Boda

Lara & Oliver

Lara contactó con nosotros solicitándonos información porque se casaba en el mes de Mayo en Loja y sentía que desde Londres no podría sola. La primera entrevista la tuvimos por Skype y no la conocimos hasta el mes de Marzo que nos desplazamos hasta el Hotel Finca La Bobadilla donde nos reunimos con varios proveedores y conocimos a la familia. Quedaron encantados, y nosotros, desde el minuto uno, nos enamoramos del hotel. Era como casarse en un pequeño pueblo en la montaña con unos exteriores y unas vistas espectaculares.

Detalles

Organización y Diseño

Marián Herrero Eventos

Fotografía

Salvador Blanco

Maquillaje

Charo Villasclaras

Peluquería

Carolina Conde

Compartir

Con Lara batimos el record de duración de una videoconferencia, 3 horas!!! Pero nos reconfortaba saber que cuando nos despedíamos estaba tranquila y confiada.

Todos los invitados se alojaban en el mismo hotel, pero cada uno iba llegando de manera dispar, así que coordinar el traslado al hotel desde el aeropuerto de Málaga fue un poquito más complicado, pero salió impoluto.

El fin de semana comenzó con una cena de bienvenida en uno de los restaurantes del hotel con vistas a la piscina, donde los invitados pudieron disfrutar de una cena muy al estilo español, amenizada con un guitarrista en directo.

El día de la boda no pudo salir más bonito, un sol espectacular que nos acompañó durante toda la ceremonia. Muchos de los invitados pudieron disfrutar de las instalaciones del hotel, pasearon a caballo, montaron en bici,… Mientras que Lara se relajaba en su habitación con su familia y empezaba la sesión de maquillaje y peluquería.

La ceremonia salió perfecta y ya una vez que se pasaron los nervios, todo salió rodado. Durante el cocktail sorprendimos a los invitados con un Venenciador y un saxofonista, que volvió a aparecer en la fiesta y así siguieron hasta el amanecer.